La maldición de la Calle Antonio Grilo

La Calle de las Beatas

La Calle de las Beatas, que es su nombre original, siempre estuvo rodeada de misterio y oscuridad.

Así, entre las manzanas 509 y 510 se situaba la callejuela con el nombre de “Aunque os pese” y “Sal si puedes”.

Cortando estas dos manzanas lindaban a su vez con otra travesía llamada “Enhoramala vayas”. Desde luego, nombres que mostraban el peligro que los ciudadanos guardaban a esta zona.

No fue hasta 1899 cuando se decide cambiarle el nombre haciendo honor a Antonio Grilo, poeta cordobés muy relacionado con las clases influyentes, que también había vivido en esa calle, exactamente en el número 24.

 

Sucesos oscuros 

 

Niño martirizado

En el verano del año 1901, algo espantoso sucedió en la casa número 12 de Antonio Grilo donde vivía una familia con cinco hijos. Según los vecinos, uno de los hijos era martirizado por sus padres, teniéndole encerrado en una boardilla a pan y agua.La vecina, Manuela Fernández Montero, puso una denuncia en la Delegación del distrito de Palacio, consiguiendo que los padres fueran condenados por malos tratos, liberando a su hijo de sus atrocidades

Asesinado en la esquina

El 2 de marzo de 1915, el panadero Ángel Gómez Castillo fue asesinado poco después de las diez de la noche en la esquina de la calle Antonio Grillo con San Bernardo a manos de un colega del gremio que le atacó por la espalda, clavándole un cuchillo de grandes dimensiones en el cuello.

 

Niño descuartizado

En enero de 1926 se investigaba un macabro suceso. Se habían encontrado restos de un niño descuartizado en la zona. Primero se halló la cabeza en la calle San Cipriano y poco después el cuerpo sin extremidades en la calle de Castro. Poco más tarde aparecían los primeros rastros de sangre en la Plaza de Mostenses, esquina con Antonio Grilo, que llevaron a los investigadores hasta la travesía de las Beatas, donde fue encontrado un trozo de jubón ensangrentado. Todo hacía suponer que el asesinato se había perpetrado en esa travesía y calle Grilo.

 

Suicidio

En el año 1930, Dolores Gómez Ruz, de cincuenta años, puso fin a su vida arrojándose desde el balcón interior de la segunda planta que daba al patio. Así lo publicaba el Imparcial de 11 de noviembre de 1930.

 


Asesinato misterioso

Entre el día 7 y 8 de noviembre de 1945 en C/ Antonio Grilo 3, fue asesinado Felipe de Braña Marcos, de 48 años de edad y profesión camisero. Su cuerpo fue encontrado por la sirvienta y el hermano de la víctima, sentado encima de la cama y apoyado a la pared, vestido, con la cabeza ensangrentada y un mechón de pelo en la mano. Todo hacía suponer que hubo lucha y que había muerto por un fuerte golpe en la cabeza causado por un martillo o una porra.

Parricidio 

De todos los sucesos horribles sucedidos en esta calle, el más famoso por la crueldad de los actos tuvo lugar en el año 1962.

Se trata del famoso crimen del sastre José María Ruiz Martínez, de 45 años, quien mató a su mujer y a sus cinco hijos con un martillo y un cuchillo de cocina. Más tarde el parricida se pegó un tiro.

Hoy en día

Pese a las horribles historias sucedidas en esta calle, a día de hoy los vecinos de la Calle Antonio Grilo viven tranquilos en esta calle del precioso barrio de Malasaña.

SI paseas por esta calle podrás descubrir gran cantidad de bares y restaurantes étnicos, así como el Mercado de Los Mostenses, a pocos pasos de Gran Vía.

Si con todas estas historias, te has quedado con ganas de resolver misterios, en MAD Escape Room te garantizamos un rato de entretenimiento y suspense asegurado. ¿Te animas?


Fuentes:

Valero García, E. (2016) “Las Beatas y Antonio Grilo, calle de asesinatos y truculentos sucesos “, en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/ ISSN 2444-1325

 

2017-02-21T21:29:15+00:00agosto 22nd, 2016|Leyendas de Madrid, Misterios sin resolver, Sin categoría|Comentarios desactivados en La maldición de la Calle Antonio Grilo